Existe una leyenda urbana super extendida que proclama que para realizar las diferentes fases de volumen y definición,  es necesario cambiar el rango de repeticiones.

Menos repeticiones en fase de volumen o aumento de masa muscular, y más repeticiones en definición o perdida de grasa corporal.

Esto es un mito  y más abajo voy a explicar el porque.

Podemos englobar en 3 grupos el tipo de repeticiones por objetivo:

Repeticiones para fuerza y potencia

  • Entre 1-5 repeticiones.

Repeticiones para hipertrofia

  • Entre 6-12 repeticiones.

Repeticiones para resistencia

  • Más de 12 hacia arriba.

Una vez tenemos claro que rangos son mejores para el tipo de objetivo vamos a hablar de las fases de volumen y definición. Pero no si antes mencionar algo muy importante en todo esto, la periodización.

Periodización: La clave para maximizar tus resultados

En primer lugar no hay un número mágico para realizar ninguna de las dos fases.

En volumen lo normal es utilizar rutinas de hipertrofia en rangos de 6-12 repeticiones, combinar rangos de fuerza e hipertrofia o incluso utilizar rutinas de fuerza de 5×5. Y lo mejor opción sería seguir una periodización donde vayamos fase a fase alternando los diferentes rangos de repeticiones el tiempo que estamos en volumen para continuar con la fase de definición.

En definición no hay nada específico y es porque a diferencia del volumen, el tipo de repeticiones no es lo más importante, sino la dieta.

Podemos hacer series de 100 repeticiones y sino llevamos un déficit calórico acorde a nuestro objetivo no conseguiremos nada.

Hay que tener en cuenta algo. Si para ganar masa muscular tuvimos que someter al cuerpo a un entrenamiento con cargas pesadas para su crecimiento, no tendría sentido utilizar altas repeticiones con poco peso, puesto que esto no ayudaría a mantener ese músculo generado.

Conclusión:

Lo más inteligente sería seguir una planificación de las diferentes fases, aplicando los diferentes rangos de entrenamiento y con una dieta adaptada a los requerimientos calóricos del momento en el que nos encontremos.

Pero no obsesionarse con las repeticiones, simplemente entrenar duro y disfrutar del camino.