Que debemos entrenar al fallo muscular es algo que oímos muy a menudo, hasta que no puedas más. De ahí la frase “NO PAIN NO GAIN”.

Pero, ¿es necesario llegar al fallo muscular en cada entrenamiento?

Primero de todo hay que decir que no hay una respuesta simple a si es necesario llegar al fallo muscular.

A favor y en contra del fallo muscular

Tenemos la vertiente de expertos que esta a favor de entrenar al fallo muscular, puesto que esto nos lleva a una sobrecompensación del músculo, el cual se desgarra por el entrenamiento y se regenera más fuerte para aguantar mayores esfuerzos futuros.

La otra vertiente está claramente en contra de llegar al fallo muscular por varios motivos, aunque los más importantes son el sobreentrenamiento y un mayor riesgo de lesión.

Entonces, ¿debo llegar al fallo? Pues depende de tus objetivos.  Si realizas un entrenamiento de fuerza no es para nada recomendable llegar al fallo muscular ya que al utilizar altas cargas correríamos el riesgo de que se nos cayese encima con lesión más que asegurada.

Cuando se recomienda llegar al fallo muscular

Si por el contrario entrenas a rangos de hipertrofia, si es más recomendable entrenar al fallo de vez en cuando. No en cada serie, pero si podemos usar esta técnica por ejemplo en la última serie para terminar.

Recordad que no hay que destruir el cuerpo, hay que darle el estímulo suficiente para crecer pero nunca dañarlo más de la cuenta porque en vez de conseguir progresar se produciría todo lo contrario.

Olvidaros del NO PAIN NO GAIN y tener siempre presente el “NO BRAIN NO GAIN”.