El timing

Empezamos con el mito número 1 por excelencia predicado a lo largo y ancho de toda la comunidad fitness, y mi mito favorito.

La palabra “timing viene de tiempo entre comidas. Se cree a día de hoy que es necesario comer cada tres horas por varios factores:

  • Para aumentar el metabolismo.
  • Para evitar la perdida de masa muscular.
  • Al hacer comidas frecuentes tu cuerpo las asimila mejor que si haces menos y más copiosas.

Nada más lejos de la realidad. Ninguna de las afirmaciones es cierta. Vamos a ver cada una:

Para aumentar el metabolismo

El metabolismo consume ciertas calorías en el proceso de digestión y absorción de los alimentos  (Efecto térmico de la comida o TEF). Es cierto que utiliza mayor cantidad de calorías para procesar la fibra y las proteínas que el resto de nutrientes, pero no quiere decir que se consuman una cantidad de calorías como para conseguir mantener el metabolismo acelerado quemando  más grasa en comparación a realizar menos. Lo importante al final del día son las calorías totales no su distribución.

Si que es cierto que es más optimo realizar varias comidas para mejorar la asimilación de nutrientes respecto a solo realizar una.

En mi opinión lo ideal es realizar 3 comidas dependiendo de vuestra cantidad de calorías. De esta forma no saturamos al cuerpo de tantas comidas y al realizarlas comeremos sin problemas aun siendo copiosas.

Para evitar la perdida de masa muscular

Otro factor  es que si no ingerimos proteína cada 3 horas el cuerpo empezará a catabolizar. El cuerpo tiene su propio sistema de alarma. Este frente a las adversidades reduce su consumo calórico adaptándose incluso a ayunos de más de 24 horas sin perder apenas unos gramos de proteína procedentes del hígado y grasa visceral.

Un ejemplo serían nuestros antepasados, cuando cazaban comían y no todos los días eso era posible por lo que su cuerpo debía adaptarse a la situación.

Dicho ayuno propicia niveles más bajos de miostatína, que es la proteína encargada limitar el crecimiento muscular. Por lo cual podemos estar tranquilos que esto no va a suceder.

Al hacer comidas frecuentes tu cuerpo las asimila mejor que si haces menos y más copiosas

El último factor del que voy a hablar son el número de comidas. Hay que tener claro que no toda la proteína que comemos va a nuestros músculos, aunque seamos personas que entrenamos. De hecho la cantidad que utiliza el cuerpo para crear masa muscular es relativamente baja (entorno al 16%).

Con esto quiero decir que da igual que hagamos 3 o 5 comidas al día, adaptarlas a vuestros hábitos de vida. Y da igual no comer cada 3 horas, no vamos a perder masa muscular.  Mientras comáis las calorías totales al cabo del día y la suficiente cantidad de proteína.

 

Referencias:

Meal frequency and energy balance.  1997 Apr;77 Suppl 1:S57-70.

Daniel Autor